jueves, 15 de diciembre de 2016

@ierrejon al twittaparato


Íñigo Errejón es el número dos de Podemos y un hombre pegado a su móvil.

Esta foto es de los momentos previos a la firma de todos los partidos,
menos el PP, para reactivar la ley de dependencia y dotarla de fondos.

Desde las últimas elecciones hay una brecha entre Pablo Iglesias y él. 
Y parece una cuestión que va más allá de las ideas.

Todo empezó con la asimiliación de IU. Errejón cree en un Podemos
independiente, y si hay alianzas que sean coyunturales y externas al partido.

Al otro lado Pablo Iglesias quiere liderar una suma de izquierdas, lo que llama
"un bloque histórico" formado por IU, Equo y partidos de 
izquierda gallega y catalana.

Esta es la parte ideológica de la disensión en uno de sus aspectos. Pero además,
hay todo un lenguaje personal incorporado al discurso por parte de ambos.
 
Aunque Errejón hoy día no aspira a liderar el partido, sí que encabeza 
una corriente que vela por la pureza del proyecto inicial. 
Y lo hace con una simbología propia, que recuerda toda la iconografía
del 15M. No hay puños en alto sino un símbolo de la victoria; 
habla de ilusión, frente a las posiciones de Pablo Iglesias, que ha
llegado a hablar de “rencor como combustible político”,
cree en la "politización del dolor" para este nuevo ciclo político.

Estas dos visiones del partido van a cristalizar este fin de semana, cuando
se decida el método de votación de Vistalegre2, su II Asamblea Ciudadana Estatal.
Los errejonistas defienden una votación por separado de los documentos 
Ético, Político y Organizativo en un documento llamado recuperarlailusion.info
En la cuenta de twitter de Iñigo Errejón: @ierrejon se puede leer "Defendemos 
con un Podemos más descentralizado, más proporcional, 
con listas abiertas y desbloqueadas"

Estos días su cuenta de twitter arde. Los media no paran de urgar en 
la presunta herida, y se ha convertido un culebrón de tales proporciones,
que finalmente, lo que llega a la ciudadanía es que hay ruido de sables en
Podemos, que se matan entre ellos por el poder y que son como los demás.

Con ese mensaje de fondo en cada telediario, en Podemos deberían 
saber que las redes sociales no son el lugar para tener debates internos,
porque son a su vez comunicados de prensa, que los medios van a
triturar y reducir a un único tema. No hablarán de contenidos,
todos titularán por la pelea de Podemos.

Como primer partido del S. XXI en España, podríamos decir que
son el partido milenial, con todos sus defectos y virtudes.
Y sus cuentas de twitter aún les juegan malas pasadas.

Con estos antecedentes, el culebrón "Ilusión vs. Rencor" está servido.
Veremos quien gana este fin de semana, y cómo acaba Vistalegre2.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada